Legalización de instalaciones.

 

Actualización de instalaciones existentes adaptándolas a la normativa vigente.

Estudio de tarifas eléctricas.

 

Optimización de la contratación, en función del tipo de servicio de la instalación. Con la finalidad de reducir costes eléctricos, se pueden optimizar los consumos, revisando tanto la potencia real contratada, como la tarifa eléctrica aplicada, el cual puede repercutir en una disminución muy importante de los costes descritos.

Estudio de ahorros energéticos. Compensación de Energía Reactiva.

 

En toda industria donde hay consumos importantes por cargas inductivas (motores, fluorescentes, etc) resulta muy interesante, tanto económica como eléctricamente, compensar la energía reactiva, ya que haciendo una inversión inicial en equipo, se obtienen dos beneficios inmediatos:

-Reducción inmediata en un porcentaje importante de la factura eléctrica.

-Disponibilidad de la mayor   potencia eléctrica sin modificaciones de la  instalación.

 

Reguladores de energía reactiva

-Estudio de ahorro energético y placas solares.

-Filtros para la reducción de los armónicos.

-Domótica.